Tipos de abdominales para cada zona del cuerpo

En algún punto de nuestras vidas hemos realizado varios tipos de  abdominales, existen una gran cantidad de ejercicios y todos se enfocan en diferentes metas, te invito a que sigas leyendo para aprender los diferentes tipos de abdominales que hay, cuáles son sus funciones y cómo podemos ponerlos en práctica efectivamente para tonificar y lograr la cintura y vientre plano de tus sueños.

TIPOS DE ABDOMINALES

Existen tres tipos básicos de abdominales, los primeros son los abdominales clásicos o también llamados dinámicos, son todos aquellos ejercicios que le exigen movimiento, fuerza y potencia a los músculos abdominales, son los preferidos de los deportistas ya que no solo están buscando una buena apariencia sino desarrollar y mejorar sus capacidades físicas. Por otro lado están los abdominales isométricos o estáticos, como su nombre lo indica se trata de adoptar una postura estática que exija intensidad y soporte en los músculos abdominales, su función principal es tonificar y se recomienda en personas que tengan imposibilidad de ejecutar ciertos movimientos. Por último tenemos los abdominales mixtos, que utilizan los principios de uno y de otro para obtener la mayor cantidad de beneficios sin que implique mayor impacto.

ABDOMINALES CLÁSICOS

Ejercicio 1. Abdominales centrales: Acuéstate boca arriba en una colchoneta, sube las rodillas y estabiliza la planta de los pies en el suelo. Mantén el cuello relajado y usa la fuerza de tus abdominales para elevar tu cuerpo hacia arriba de modo que tu pecho quede frente a tus rodillas, no debes ayudarte con los brazos, estos deben subir rodeando los muslos sin tocar tus piernas, baja el cuerpo y repite el movimiento cuantas veces sea necesario.

Ejercicio 2. Abdominales superiores: De igual forma que el ejercicio anterior apoya las plantas de tus pies en el suelo con las rodillas flexionadas, el cuello debe estar relajado, y las manos deben estar posadas en el pecho, levanta el torso algunos centímetros haciendo un ángulo de 30° a 45° con respecto al suelo, luego baja a la posición inicial y repite.

Ejercicio 3. Abdominales inferiores: Acostado boca arriba, con la espalda recta y apoyada y las piernas estiradas, vas a levantar las piernas unos cuantos centímetros del suelo ayudándote con los músculos abdominales, vas a subir y bajar las piernas sin que estas toquen el suelo al menos en 20 repeticiones.

Ejercicio 4. Abdominales oblicuos: Acostado boca arriba en el piso, vas a flexionar las rodillas y vas a apoyarlas del lado derecho, vas a subir tus manos y las vas a apoyar detrás de tu cabeza, luego vas a levantar repetidas veces el torso formando un ángulo de 30° con respecto al suelo. Luego rotaras tus piernas y las apoyaras en el suelo del lado izquierdo y repetirás las elevaciones.

Ejercicio 5. Abdominales dorsales. De pie con una postura recta, se separan las piernas ligeramente, luego une tus manos sobre la cabeza sin flexionar los brazos y baja lo más que puedas lateralmente hacia un lado, sube y repite hacia el otro lado debes usar la fuerza de los abdominales para completar los movimientos.

ABDOMINALES ISOMETRICOS.

Ejercicio 1. Plancha: Este ejercicio consiste en mantener la postura por más de 1 minuto en caso de novatos y 2 minutos en caso de que lleves algún tiempo fortaleciendo el abdomen. Apoya los ante brazos en el suelo y eleva el tronco y las piernas del suelo apoyándote solamente en la punta de los pies, mantén la postura recta, no eleves los glúteos ni hundas la barriga, trabaja y aprieta el abdomen para mantenerte recto.

Ejercicio 2. Canoa: Sentado en el piso une las piernas y eleva tus pies en el aire a la altura de tu cabeza, puede flexionar ligeramente las rodillas, el tronco se va a inclinar hacia atrás, no te dejes caer al suelo y estira los brazos alrededor de tus muslos, mantente así durante 30 segundos, descansa y repite otros 30 segundos.

Ejercicio 3. Oblicuo: Semejante a la plancha pero esta vez vamos a estar de lado, se apoya el antebrazo derecho en el suelo y la mano apunta hacia el frente, todo nuestro cuerpo esta recto y se apoya en la cara externa del pie derecho, vigila que el trasero no se incline hacia abajo, y mantén la posición 1 minuto de cada lado.

Para los ejercicios mixtos puedes ayudarte con la pelota suiza o con bandas elásticas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.