Como hacer ejercicio en casa con imaginacion

No tienes tiempo para ir al gimnasio, no es excusa para no hacer ejercicio,  te voy a enseñar cómo hacer ejercicio en casa, transformando tus muebles y cosas viejas del desván en un óptimo gimnasio, todo se trata de creatividad y ver las cosas con otros ojos para darles un uso totalmente distinto que te ayude en tu rutina de ejercicios para bajar de peso.

No importa si tienes una casa, un apartamento o solamente un cuarto, estoy segura de que podrás encontrar lo que necesitas para hacer ejercicio, vamos a mostrarte unos ejemplos:

Un buen ejercicio cardiovascular para las piernas es subir y bajar niveles, para ello puedes subir y bajar las escaleras de tu edificio o casa, no hace falta que sea una larga escalera, basta con que tengas un solo escalón, puedes usar por ejemplo esas enciclopedias viejas grandes y gordas recubrirlas con una toalla y subirte y bajarte de ellas, también puedes usar los bloques de construcción que quedaron olvidados en el garaje, o una maleta de viaje del abuelo, en fin, cualquier objeto rectangular que tenga una altura no mayor a 30 centímetros y donde puedas posar tus pies con seguridad.

Hacer abdominales resulta incómodo sin colchonetas pero si lo haces sobre varias toallas extendidas, proporcionará la misma suavidad a la columna, si no tienes toallas viejas, busca sabanas, manteles o trajes y abrigos que ya no uses.

Otro buen recurso para hacer abdominales sin acudir al suelo es la escoba, bueno, el palo de la escoba o cualquier instrumento de limpieza, puedes ponértelo detrás de los hombros y sujetarlo con las manos mientras te balanceas de varias formas, hacia los lados, hacia atrás y hacia adelante, hacia abajo y hacia arriba, siempre derecha y apretando el abdomen.

Si lo que quieres es tonificarte ya no necesitas pesas, busca dos botellas de agua o refresco que tengan el mismo tamaño y sean fáciles de agarrar, en el mercado hay infinidad de botellas con diseños que se ajustan al agarre de la mano. Luego de beber el contenido, llénalas de arena o tierra o trapos viejos mojados. Podrás ir comprando botellas más grandes a medida que ganes fuerza, incluso un botellón de agua grande lleno de agua lo puedes meter en una cartera o una mochila para levantarlo usando diferentes partes del cuerpo, también en lugar de botellas puedes usar esos candelabros y adornos pesados de metal que te regaló tu suegra y nunca te gustaron.

Las columnas o estructuras fijas y fuertes pueden servir de respaldo para ejercicios de estiramiento, por ejemplo si tienes algunas licras viejas o un juguete de tela elástico que ya el niño de la casa desechó, puedes ajustarlo a esa columna, reja o estructura y sujetarlo y llevarlo hacia adelante en diferentes posturas, para adelgazar y tonificar brazos y piernas.

Las sillas también pueden jugar un roll importante a la hora de hacer ejercicios, las bailarinas de ballet se ayudan con una barra de acero frente al espejo, pero ¿quién dijo que no puedes hacer lo mismo con una silla? Úsala como un ligero apoyo en ejercicios de equilibrio y para fortalecer las piernas, corrige tu postura constantemente para que los ejercicios sean efectivos.

Sacar a pasear a los pequeños de la casa y sus mascotas puede ser una buena forma de bajar de peso y compartir una agradable experiencia, si llevas pañaleras o tu cartera, puedes hacer bíceps y tríceps con ellas y mientras el perro corre un rato con los niños utiliza la correa para ayudarte a alcanzar tus pies con las manos en diferentes ejercicios de estiramiento, de igual forma si estas en casa las correas de vestir se pueden usar para el mismo fin.

Si no sabes muy bien cómo hacer los ejercicios, solo tienes que ver videos de ejercicios en el gimnasio o en clases de ballet o cualquier cosa que te guste y observar tu casa para ver que puedes usar como sustituto de las máquinas, pesas o implementos profesionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.